EXPO TXON POMES (El tiempo del agua)

,

Esta exposición de acuarela es parte de una obra inédita que acaba de ser expuesta en Nueva York y que tengo la enorme satisfacción de volver a exponerla esta vez en mi tierra, Pamplona.

Gracias María y Ana por ofrecerme vuestro espacio y ayudarme a presentarla.

El tiempo del agua

«La pintura a la acuarela es para mi es un enamoramiento que cae de repente y me aporta, mucho más que con otras técnicas, la capacidad de expresarme. Se ha convertido en algo vital  que forma parte de mi.
Me parece que en la acuarela como en cualquier otra técnica artística tienes que llamar un poco la atención, pero también tienes que ser veraz a ti, y no perder tu propio estilo.
El agua es imprescindible en mis temas, es vida ¿no? Yo creo que tiene mucho que ver con la vida.
Tengo el sonido del agua metido en el oído, metido en la cabeza, porque una de las cosas más bonitas que recuerdo es dormir junto a un rio, en una tienda de campaña, cuando era muy pequeña, con ese susurro, con ese mohín, con ese encanto que tiene el agua…»

 Estilo y sentir

«La pintura es un camino de encuentros entre uno mismo,la realidad y los demás. El filtro de lo que se ama y se ha vivido queda en la seda de la memoria para luego plasmarse en el juego limpio de la acuarela.
Como en la vida, hay en la pintura tiempos de remanso y agitación, calmas y tormentas. Para abstraer sensaciones con el juego sutil del agua y del color. Es combinar la ilusión con el esfuerzo en una mezcla de satisfacciones y fatigas que quedan atrapadas en el papel.
Éste hablará mudamente, en la quietud del tiempo, de quien lo ha pintado.
Buscar. Siempre buscar ese hálito que se esconde y te llama…»

«Con muy pocos colores puedo sacar muchísimos y la luz nos da los colores, o bien
los roba,  los entona y hace su armonía cromática.
Hay que pensar la acuarela, hay que pensar el paisaje, y reducirlo a una expresión
de lo que quieres decir.
A veces estás tan metida en, tan cerca de tu obra, que no tomas la distancia
suficiente como para ver que no estás yendo a ningún sitio. Entonces es mejor
serenarse y saber qué es lo que te interesa hacer ,y del modo que te interesa
hacerlo y resolverlo antes.
Encontrar algo que  que te llame, que te evoque, eso es lo mas difícil.
Lo que me parece  interesante, es plasmar en la acuarela la atmósfera,
aquello que te ha llamado la atención como elemento fundamental para transmitir.
Después de estar algún tiempo sin poder pintar, me ha venido muy bien cierta
reflexión para separarme de mi obra e ir hacia donde quiero ir.
También es importante y bueno el proceso en el taller. Tienes que crear la atmósfera que tú
estas viendo. Me separo un poco de lo que veo, para poder hacer lo que yo quiero.»