¿Sabemos prepararnos para conciliar el sueño y dormir relajados?

Parece una pregunta tonta pero realmente si nos paramos a pensar un momento no solemos hacer nada especial para prepararnos a dormir .

Esto quiere decir que hay que cuidar unos cuantos aspectos que facilitarán el dormir sin tener que recurrir a la química artificial de los fármacos que tantos efectos secundarios conllevan y que a demás aunque se tiene la sensación de que se ha dormido, en realidad es un dormir sin calidad y sin un descanso profundo real.  Estos aspectos es lo que se llama higiene del sueño.

  • Importante: horario regular.
  • Cena ligera y temprana (max 20:00)
  • Hacer ejercicio físico regular en horas de sol. No hace falta ir a un gimnasio si no quieres, simplemente, mueve tu cuerpo más de lo habitual y evita el sedentarismo. Por ejemplo: camina más, evita el ascensor, haz un yoga suave (extraordinario), puedes probar la meditación…
  • Temperatura de la habitación entre 18 y 22Cº
  • Evitar ruido, calor, frío
  • Vigilar la comodidad y calidad del colchón y almohada
  • No tomar excitantes (café, te, alcohol…): habrá más despertares nocturnos
  • Un baño/ducha caliente antes de dormir ayuda. Puedes poner en el agua o en el cuarto de baño unas gotas de alguno de estos aceites esenciales: lavanda, mandarina, naranja, valeriana, verbena, petit grain, ylang ylang, entre otros.
  • Procurar evitar los medicamentos para dormir ya que alteran la calidad del sueño
  • Alimentación moderada y de fácil digestión.
  • No realizar actividades mentales antes de acostarse que te puedan activar mucho y te desvelen (videojuegos, ejercicio muy activo, películas agresivas…)
  • Leer libro en papel, no en formato e-book, ya que la luz de la pantalla también interfiere en el buen dormir. Por lo mismo, evita irte a la cama con el móvil.

Respirar y sentir el cuerpo: la mejor forma de apagar la cabeza.

Aquí es donde la práctica del yoga te puede ayudar.  La respiración es la que nos marca la pauta de como nos sentimos. Todos hemos podido comprobar como se nos acelera la respiración cuando nos alteramos, tenemos miedo, nos enfadamos, chillamos, reimos, lloramos….

En mis clases aprenderás a respirar bien y profundamente. Aprenderás diferentes técnicas de respiración según las necesidades del momento.

Por ejemplo, antes de dormir, tumbada/o en la misma cama puedes practicarlas. Simplemente colocando tu mano en el diafragma, cerrando los ojos y siendo consciente del movimiento del mismo, como sube y baja, su ritmo, su intensidad, tu mente aprende a abandonar pensamientos obsesivos y se va relajando con la propia respiración.

Otra excelente técnica de respiración o pranayama es «anuloma-viloma» o respiración alterna. Regula el equilibrio del sistema nervioso  simpático y parasimpático y te prepara para la meditación o cualquier actividad que requiera sosiego y reflexión.

Existen muchas más que estaría encantada de mostrarte. Te animo a que vengas y las pruebes por tí misma/o.